Intenta una experiencia al azar!

martes, agosto 31, 2010

Diario de un carterista (Parte 5)
Posteado por: MegadanX4
Veo q la serie ha sido muy bien recibida. Me alegro mucho n_n
Después del retraso, aquí está la parte 5.
La culpa la tiene cierto profe de redes q nos dejó una práctica q al final no pude hacer. Pero ese no es el caso. Disfruten el capítulo 5


ir a la parte 4
ir a la parte 3
ir a la parte 2
ir a la parte 1


Capítulo 5: Tentaciones

He perdido dos cosas en esta semana... Perdí a mi novia, con quien estuve mucho tiempo, con quien compartí muchas risas y momentos felices, la chica que alguna vez amé y que me amó a mi. La niña que con el solo hecho de sonreir podía aliviar mi tristeza o mi enojo. La había perdido, pero fue por que quise, no creí que fuera justo para ella estar con alguien cuya mente divagaba en otras cosas en lugar de enfocarse a lo que realmente importa y sobre todo, a ella. No era justo hacerla creer que todo estaba bien cuando no lo estaba, ni tampoco hacerla sufrir con mi indiferencia.

La otra cosa que perdí fue mi celular... un Sony Ericsson W810i color negro, el cual estaba "customizado" perfectamente a mis gustos y necesidades.
Pasé varias horas haciéndole un "Flasheo", instalándole pequeñas pero útiles aplicaciones, juegos, Tweaks para cambiar el funcionamiento de algunas cosas, mejoras para la cámara de 2 Megapixeles que para el tiempo en que lo compré era una verdadera maravilla. Además había creado un tema completo que incluía fondos, íconos y colores completamente a mi gusto y que me tardé alrededor de una semana de trabajo poder terminar.

El teléfono no fue toda la pérdida, dentro había una Memory stick de 4 GB que venía con la cámara de 13Mp que acababa de comprar por internet, se la puse al celular para poder tener más música y contenidos.

Creo que lo que más coraje me dió de haber perdido el celular, fue el modo en que lo perdí...

Era un buen día, como todos los domingos. Me encontraba en el centro, específicamente en una calle donde podías encontrar todo tipo de dispositivos y aparatos electrónicos. Cámaras fotográficas y de video, modelos muy recientes de alta definición y con disco duro interno que permitían olvidarse de los cassettes y DVD's y de un tamaño tan pequeño que casi podrían usarse como cámaras espía dentro de un florero o detrás de un cuadro. Había también televisores de alta definición, no les prestaba mucha atención por que eran muy caros y debido a mi situación no podía aspirar a algo asi, pero me quedaba maravillado al ver como la tecnología había avanzado tan rápido que en pocos años una tele que podia tener casi medio metro de profundidad ahora tenía mucho mejor calidad de imagen y en tan solo unos cuantos milímetros de espesor.

Había una tienda especializada en videojuegos, me gustaba entrar ahi solo para ver las novedades de las consolas de última generación. En lo personal, me considero un gamer de la vieja escuela, prefiero los viejos clásicos de la era de los 8 y 16 bits. Soy fan de las grandes sagas como Megaman, Final Fantasy y Zelda, pero me gustaba ver los juegos más nuevos y admirar los maravillosos cambios que había sufrido esta industria. Mi consola favorita es, hasta la fecha, el
PSP, debido a que puedo jugar en él todos aquellos juegos de hace tantos años, además de los juegos más nuevos para la consola portatil. De algún modo, el dueño del local ya me conocía, era un tipo de unos treinta y tantos años con cabello largo y cola de caballo, solía usar playeras con temáticas geek o de videojuegos muy parecidas a las que a mi me gustaba usar. Cada semana me daba yo una vuelta por ahi, a veces solo eran unos cuantos minutos y otras veces llegaba a pasar hasta una hora viendo todos los juegos nuevos y probando uno que otro. En ocasiones, sentía que el tipo me miraba feo, por que siempre que visitaba su tienda, pasaba a ver nada más y muy rara vez compraba algo.

Terminando mi recorrido habitual por la tienda de videojuegos, pasaba a la zona especializada en telefonía móvil.

Veía los nuevos modelos, los comparaba en mi mente, hacía una especie de análisis costo-beneficio y evaluaba cuáles eran para mi, los mejores equipos. Casi siempre tomaba en cuenta los mismos parámetros: Diseño, memoria interna, calidad de la cámara, compatibilidad de software, resolución de la pantalla y prestaciones extras. Me inclinaba mucho por la estética de los modelos, pero no menospreciaba la utilidad y las funciones. La cámara era un aspecto importante, no solo había que ver la resolución de las fotos que tomaba, había que ver si la resolución era real o era mejorada digitalmente, el zoom, las capacidades de enfoque, en fin, era mucho lo que había que considerar.

En general, ningún teléfono era perfecto, todos tenían sus puntos fuertes y sus debilidades, pero para mi, mi W810 era el teléfono ideal. Le tenía mucho aprecio, me había acompañado por más de dos años, lo llevaba siempre conmigo, era mi reloj despertador, mi agenda, mi calculadora, mi cámara "ever ready", mi reproductor de música... era todo lo que siempre necesité.

Y entonces, la tentación me cegó...

3 comentarios:

  1. buuu.... faltaron explosiones y ametralladoras para darle mas emoción... esperare para la próxima.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con snap, pero sigue siendo una buena historia.
    Espero la siguiente parte.

    ResponderEliminar
  3. Buena onda, ya pon la siguiente parte!!!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar en A-Weboo!!!
Sigue al pendiente del blog suscribiendote a RSS o Atom (marcadores dinámicos) n_n

Diseño realizado por el team A-weboo!!!

A-weboo se ve mejor en Mozilla Firefox

Come Frutas y Verduras